La Voz de Galicia – Carlos Núñez, la Eurocidade Verín-Chaves y José Antonio Gómez se estrenan como Xuíces del Couto Mixto

En el acto fue investido Home de Acordo por Rubiás Nicanor Veloso, en sustitución del fallecido José Pérez

La iglesia de Santiago de Rubiás volvió a ser, un año más, escenario del acto de recepción de los Xuíces de Honra del Couto Mixto. El gaiteiro Carlos Núñez, el catedrático de derecho en la Facultad de Santiago, José Antonio Gómez Segade y la Eurocidade Verín-Chaves, en la persona de sus respectivos alcaldes, Juan Manuel Jiménez Morán y Joao Batista respectivamente, recogieron la vara de mando, la réplica de la llave del arca y el certificado que los acredita con esta distinción. Los tres jueces son las figuras que tuvo el Couto Mixto, uno por cada parroquia, hasta su extinción en 1864 por el Tratado de Lisboa. Los Amigos do Couto Mixto aprovecharon este acto solemne para recordar a Juan Pérez Añel, uno de los tres Homes de Acordo, recientemente fallecido. Los Homes de Acordo, uno por parroquia, poseen cada uno una llave con la que se abre y cierra el arcón que se guarda en la sacristía del templo de Santiago de Rubiás. El puesto de Añel lo ocupa desde esta mañana otro vecino de Rubiás, Nicanor Veloso, que fue investido en un breve ceremonial dialogado por el que se le impuso la capa que le acredita como tal Home de Acordo y se le entregó la llave del arcón. Una vez investido, Veloso y los otros dos compañeros fueron a buscar el arca a la sacristía para ponerla a la vista de todos y abrirla. Allí se guardaban los documentos medievales del Couto Mixto y ahora se resguardan los documentos que cada año producen los Amigos.

Carlos Ñúñez interpretó una antigua melodía galaica encontrada en sus investigaciones musicales por Brasil. En otro momento del acto interpretó el Himno do Antigo Reino de Galicia acompañado por un grupo de gaiteiros, para luego tocar y hacer cantar a todos los presentes la Rianxeira.
El conselleiro de Cultura, Jesús Vázquez, anunció la pronta restauración del retablo de la capilla mayor de la iglesia así como de las pinturas murales que se conservan en la sacristía. Tras los dircursos de rigor, el acto culminó escuchando, con todos los asistentes puestos de pie, el disco con la grabación del Himno do Couto Mixto en la voz de María do Ceo.