Faro de Vigo – Tomiño y Vila Nova de Cerveira reciben premio por su colaboración transfronteriza

-El galardón fue entregado en el municipio ourensano de Calvos de Randín – Amigos do Couto Mixto nombra a sus alcaldes jueces honorarios
El Concello de Tomiño y la Cámara de Vila Nova de Cerveira recibieron ayer, en el concello ourensano de Calvos de Randín, las llaves de las aldeas del Couto Mixto, antiguo conjunto de pueblos españoles y portugueses que se regían con sus propias leyes. Este premio homenajea las acciones de colaboración y trabajo conjunto que los concellos de Tomiño y Vila Nova de Cerveira están llevando a cabo.

Luis García Mañá, presidente de la Asociación de Amigos do Couto Mixto, hizo entrega de las llaves y nombró a Sandra González, alcaldesa de Tomiño y a Fernando Nogueira, presidente de la Cámara de Vila Nova de Cerveira, como jueces honorarios. Sandra González resalta la emotividad y simbología de la ceremonia, “es algo muy bonito y simbólico y este premio reconoce nuestros esfuerzos por borrar fronteras y que la pertenencia a dos diferentes estados no sea un impedimento”.

El Couto Mixto está integrado por los pueblos de Santiago, Rubiás y Meaus, en la provincia de Ourense, y hasta el tratado de Lisboa de 1864 funcionó como una pequeña república independiente, regida por sus propios vecinos y con comercio libre, sin dependencia alguna de España o Portugal. Los políticos o propios jueces elegidos por los vecinos se convertían en la máxima autoridad por ello, cada año, la Asociación de Amigos do Couto premia a aquellos pueblos que a pesar de la frontera política que los separa, trabajan conjuntamente a través de actividades y proyectos comunes. El acto de entrega tuvo lugar a las doce del mediodía en la aldea de Santiago de Rubiás donde se celebró una comida con los vecinos del Couto y visitantes.