La Voz de Galicia – Gallego de Lugo para suecos

Una periodista mostrará en un programa la cooficialidad de lenguas en Galicia
DOLORES CELA
LugoLas conversaciones mantenidas ayer por el médico de familia lucense Bernardino Pardo Teijeiro con varios de sus pacientes en la consulta del centro de salud de Nadela, a las afueras de Lugo, servirán como ejemplo para poner de manifiesto las ventajas e inconvenientes de la cooficialidad de dos lenguas ante la audiencia de un canal de televisión sueco. La redactora Kerstin Gustafsson Figueroa y el cámara de UR-Utbidningsradion Anders Kronborg llevan diez días en España recogiendo testimonios e imágenes en Cataluña, el País Vasco y Galicia para elaborar un reportaje, que se emitirá en el mes de junio, sobre las ventajas e inconvenientes de la convivencia de más de una lengua oficial.
El canal encargó este trabajo a los profesionales coincidiendo con el inicio de un proceso de discusión en Suecia para oficializar las cinco lenguas de minorías étnicas del país.

Los reporteros suecos, en su búsqueda de situaciones cotidianas, fueron la atracción del tranquilo centro de salud de Nadela y ninguno de los pacientes del doctor Pardo Teijeiro quiso perderse la oportunidad de aparecer en el programa del país nórdico hablando en su lengua materna con el médico.

El día anterior el equipo estuvo con el académico de la Real Academia Galega Francisco Fernández Rei, en A Illa de Arousa. Recogieron testimonios de marineros y mariscadoras que añadirán a los que recopilaron en Barcelona, Zaragoza y Bilbao, donde entrevistaron al propietario de una tienda de boinas de cuarta generación, que según la reportera «solo sabía tres palabras en euskera».

Hoy se desplazarán a Madrid para entrevistarse con un cargo de la Administración que les facilitará datos sobre lo que cuesta mantener la cooficialidad de las lenguas. El equipo se planteó inicialmente acudir al Senado para grabar a los traductores de las tres lenguas en pleno trabajo. No fue posible. «Pensé que sería fácil -dijo-, pero me llevé la sorpresa de que era prácticamente imposible hacerlo porque intervienen en contadas ocasiones».

Kerstin Gustafsson, casada con un chileno, que habla en perfecto castellano, al mismo tiempo que graba en su memoria palabras en gallego, sacó sus propias conclusiones. En Cataluña casi todos hablan catalán; en el País Vasco, muy poca gente emplea el euskera en su vida habitual. Galicia, la gran desconocida para los suecos, según confesó, se situaría en un puesto intermedio.

Deixar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here