La Región “La Asociación de Amigos do Couto Mixto nombra a otros tres “xuíces honorarios”, entre ellos la empresa Coren”

La Asociación de Amigos do Couto Mixto celebra hoy el nombramiento de tres nuevos ‘xuíces honorarios’
La Asociación de Amigos do Couto Mixto celebra hoy el nombramiento de tres nuevos ‘xuíces honorarios’, en la Igrexa deSantiago (Couto Mixto) en Calvos de Randín. Los nuevos títulos serán para Celso Delgado Arce, diputado del PP en el
Congreso, José Luis Méndez, conselleiro da Presidencia, que no acudirá, y para el grupo Coren. El diputado en elCongreso, el popular Celso Delgado Arce; el conselleiro da Presidencia,Administracións Públicas e Xustiza, José Luis Méndez Romeu, y el grupo alimentario Coren, serán nombrados hoy nuevos ‘xuíces honorarios’ de la Asociación de Amigos do Couto Mixto. El acto de celebración tendrá lugar a partir de las 12 horas, en la Igrexa de Santiago (Couto Mixto) en Calvos de Randín, y la entrega de las credenciales, de varas de mando y de la réplicas de las históricas llaves de jueces serán entregadas por Luis García Mañá, presidente de la asociación.
El nuevo título honorario que se le otorga a Celso Delgado Arce viene derivado de su compromiso con la entidad, al emitir una proposición no de ley sobre el Couto Mixto ante la Cámara, con el objetivo de fomentar el desarrollo de acciones e iniciativas socioeconómicas en estos territorios. Por su parte, al grupo Coren, en especial a su consejero-delegado Manuel Franqueira-Gómez, se le reconoce su dedicación y esfuerzo a la hora de poner en valor las localidades y territorios de la Galicia rural interior. Asimismo, el conselleiro da Presidencia, Xosé Luis Méndez Romeu, que estará representado por su delegada en Ourense, Camiña Garrido, destaca por su ‘generosidad y atención’ a todos los asuntos relacionados con el Couto Mixto, y por su contribución en iniciativas que buscan valorizar este territorio.
El acto de nombramiento de estos tres nuevos jueces estará amenizado por el grupo de arpas ‘Lulavai’. En la antigüedad, los nombramientos de nuevos jueces eran competencia exclusiva de las concordias celebradas por los reyes de Españay Portugal, y en su nombre los concedía la casa portuguesa de Bragança, la cual enviaba a los nombrados una insignia que debían utilizar en el cinturón como distintivo.