La Region – El Couto Mixto reclama suprimir más barreras entre Galicia y Portugal

Santiago de Rubiás, el tercer vértice del antiguo Couto Mixto  junto con Meaus y Rubiás, se convirtió un año más en el símbolo de la unión entre Galicia y Portugal. Como cada verano, este territorio de 27 kilómetros cuadrados ubicado en el sur de Ourense rememoró la condición de estado independiente y libre de la que gozó durante casi ocho siglos, hasta 1864.

La asociación “Amigos do Couto Mixto” nombró ayer a tres nuevos jueces honorarios. Se trata de Valentín García Gómez, secretario xeral de Política Lingüística, Alejandro Rubín Carballo, director – gerente de Expourense y los alcaldes de la eurocidade Monçao – Salvatierra de Miño, Augusto Domíngues y Arturo Grandal, respectivamente.

El acto arrancó pasadas las 12,00 horas del mediodía con una procesión hasta la iglesia de Santiago de Rubiás. La comitiva estuvo conformada por los jueces honorarios del Couto, por los denominados “hombres de acuerdo”, encargados de la custodia del arca que contiene toda la documentación relativa al Couto Mixto: Sergio Álvarez, Cesáreo González y Nicanor Veloso y por los alcaldes de Baltar y Calvos de Randín, José Antonio Feijóo y Aquilino Valencia. Una vecina del pueblo fue la responsable de hacer la ofrenda a Modesto González Brandón, el último juez que formó parte del Couto antes de su desaparición en el siglo XIX.

En la ceremonia , que estuvo amenizada por el dúo de música clásica Kalekoi y por la actuación de María do Ceo, jueza honoraria y encargada de ponerle voz al himno del Couto Mixto, se destacó la “contribución” de los nuevos jueces honorarios “ao desenvolvemento da eurorrexión Galicia – Norte de Portugal” y se puso especial incidencia “na necesidade de acadar que esta rexión sexa un lugar onde a xente xoven poida vivir sen ter que marchar fóra”.

Para Alejandro Rubín, este nombramiento supone ” un reconocimiento a un trabajo que iniciamos hace 18 años”. El director de Expourense señaló que “en todos los eventos internacionales” que se celebran en el recinto ferial “un gran porcentaje de los expositores son portugueses”. En este sentido añadió que “mantenemos importantes convenios de colaboración con empresas del país vecino” basadas, sobre todo “en un clima de confianza”.

Por su parte, el secretario Xeral de Política Lingüística Valentín García gómez, dijo que “os mixtos ensináronnos que é posible desprenderse das etiquetas que nos obrigan a ser dun lado ou doutro”. Gómez recordó la particularidad de que “en anos de absolutismo” en el Couto Mixto se vivió “nun estado de democracia”. El secretario xeral de Política Lingüística destacó que su nombramiento tenía “un significado moi especial” por que se otorgaba “en virtude de ter levantado as fronteiras de pedra e auga, as fronteiras lingüísticas” .

En sus intervenciones, los alcaldes de Salvatierra de Miño y Monçao quisieron remarcar la idea de que “cuanta más unión y comunicación” exista entre los municipios”más calidad de vida tendrán los vecinos”. En este sentido, hablaron de la proximidad de sus ciudades “separadas por 200 metros” y de la importancia de suprimir las barreras.