Faro de Vigo – Gonzalo Jar, Xosé Rodríguez y Antonio Lourenço, nuevos “xuices” del Couto Mixto

El acto de nombramiento se celebró ayer en la iglesia parroquial de Santiago de Rubiás
El Couto Mixto cuenta desde ayer con tres nuevos “xuices honorarios”: Gonzalo Jar Couselo, general de división de la Guardia Civil y escritor; Xosé Rodríguez Cruz, etnógrafo y Antonio Lourenço Fontes, etnógrafo de la localidad lusa de Vilar de Perdices, que recibieron tan altas acreditaciones en la antigua iglesia parroquial de Santiago de Rubiás.

La Asociación de Amigos del Couto Mixto, preocupada por la memoria colectiva, quiere que ese antiguo territorio autónomo –que se encuentra entre los concellos de Calvos de Randín y Baltar, en la provincia de Ourense– tenga el reconocimiento por su “singularidad “al no existir constancia de que existan enclaves similares en el territorio de la Unión Euopea.El Couto Mixto llegó a ser una comarca independiente de España y Portugal, ubicada en los actuales concellos ourensanos de Calvos de Randín y Baltar, en la frontera con Portugal, formada por los pueblos de Santiago, Rubiás y Meaus. Su extensión era de 27 kilómetros cuadrados. Hasta el Tratado de Lisboa de 1864, cada vecino podía elegir libremente si deseaba la nacionalidad portuguesa o española.

El enclave independiente de O Couto Mixto tenía connotaciones republicanas, hasta que se definieron las actuales fronteras y pasó a formar parte del territorio español. Contaba con derechos y privilegios, como la libertad de comercio y de cultivos como el tabaco, además de tener exenciones fiscales y la posibilidad de dar asilo a los huidos de la justicia española y portuguesa. “Tuvo una singularidad semejante a la de Andorra,”, recordaron los miembros de la asociación.