EFE “Luis García Mañá: “El Couto Mixto aún existe”

El presidente de la Asociación de Amigos del Couto Mixto, Luis García Mañá, aludió este sábado al estado de abandono de las tres parroquias que fueron república independiente entre España y Portugal hasta 1864
García Mañá, que también es Jefe Superior de la Policía en Galicia, dirigió el acto simbólico en el que se nombra cada año a los tres jueceshonorarios del Couto, tres personas o entidades que apostaron “por algo que parece imposible y que es remar por el futuro del Couto Mixto”.
Los tres jueces honorarios de 2008 fueron el diputado del PP en el Congreso, Celso Delgado, la empresa Coren representada por su director adjunto Emilio Rial y el conselleiro de Presidencia, José Luis Méndez Romeu, representado por la delegada en Ourense, Concepción Camiña. Las parroquias de Meaus (Baltar), Santiago y Rubiás (ambas de Calvos de Randín) integran una zona de la provincia de Ourense que fue gobernada durante siglos y hasta 1864 como una unidad política independiente por un juez, tres “hombres de acuerdo” y un “vicario del mes” elegidos por los vecinos para impartir gobierno y justicia y ejecutar sus decisiones.

Símbolo del abandono de la Galicia interior

García Mañá dijo también que el Couto Mixto simboliza a toda la Galicia interior “que se despobla de forma dramática” y como muestra, aludió a la iglesia de Santiago de Rubiás, donde se celebró el acto simbólico, para recordar que cada año “somos testigos de su vejez hermosa y decadente que no recibe el trato que merece como casa común para actos sociales y familiares”, agregó. En ese sentido, atribuyó “sólo a políticas transfronterizas” la capacidad de rescatar la zona arraiana de su atraso secular y aludió al último juez del Couto Mixto, Delfín Modesto Brandán y a su estatua sentada en la bancada de piedra del atrio de la iglesia, como “testigo” del futuro del Couto Mixto.

El ritual del acuerdo

Tras la intervención de García Mañá, los “hombres de acuerdo” José Pérez Añel de Rubiás, Cesáreo González de Santiago y Sergio Álvarez deMeaus, sacaron de la sacristía el arcón centenario de tres cerraduras, en el que se guardan cada año, las actas y publicaciones relacionadas con el Couto Mixto como se hizo hasta el siglo XIX con las decisiones y documentos del gobierno de la zona. Cada representante colocó su llave en una cerradura y con las 3 abrieron el arcón para introducir los discursos de este sábado y el acta del nombramiento de los tres jueces honoríficos.